• Se trata de una experiencia única en la que parece que el tiempo se ha quedado congelado y recuperas sensaciones cuando ves esas fotografías con todos los detalles cuidados al minimo

    La sesión se hace rápida al encontrarte en tu entorno más familiar, con tu profesionalidad y el trato recibido, una experiencia para repetir y recomendable al 100%, gracias por ese resultado y por lo facil que nos lo has puesto.

    Besos

    sesion newborn gemelar
    Vanessa, Jorge,Nora y Enol.
  • Nick y yo queríamos algo diferente para nuestra boda, alejado de los reportajes de bodas tradicionales. Al mismo tiempo buscábamos una persona que nos transmitiese confianza, y con la que nos sintiésemos cómodos.

    Una amiga nos recomendó a Noelia y, cuando la conocimos y vimos sus trabajos, supimos que era justo lo que estábamos buscando…¡y no nos equivocamos!

    Realizamos la preboda unos meses antes. La sesión nos resultó muy útil ya que nos sirvió para familiarizarnos con la forma de trabajar de Noelia. Nos sentimos muy a gusto con ella, y captó momentos preciosos y naturales, a su vez cargados de emoción. Su trabajo nos encantó.

    En la boda, una vez más, nos hizo sentir muy cómodos en todo momento. Noelia es una gran profesional,  que supo captar y transmitir la magia y la emoción de cada momento, con un estilo natural y espontáneo. Cuando recibimos las fotografías, no pudimos estar más contentos y emocionados con el resultado final.

    Muchísimas gracias Noelia por esos bonitos recuerdos y por haber contado la historia de nuestro día de una forma tan especial a través de tu fantástico trabajo.

    Un abrazo

    Carolina y Nick
  • Regalo de pre boda maravilloso.

    Con nervios por ser nuestra primera sesión de fotos, los cuales desaparecen al poco de comenzar, ya que Noelia te hace olvidar que tienes delante una cámara, paseas, ríes, charlas… y ella capta lo mejor de cada momento consiguiendo así unas bonitas fotos naturales.

    Sesión preboda en Asturias
    Noelia y Javi
  • Antes de conocer a Noelia pensar en las fotos de la boda sólo nos causaba dolor de cabeza. Ninguno de los fotógrafos con los que hablamos era capaz de entusiasmarnos o enseñarnos algo que nos llamara realmente la atención.

    Una amiga nos hablo de Noelia, una chica profesional que hace fotos naturales y sin artificios. Nos vimos un día con ella y a partir de ahí todo fue como la seda; nos hizo sentir cómodos, fue muy flexible y nos ayudó a dar forma a todas nuestras ideas.

    Durante la boda Noelia fue muy discreta, se confundía entre los invitados y sin embargo estaba presente inmortalizando todos esos instantes importantes.

    Estamos encantados con el reportaje, no es sólo un conjunto de fotografías de calidad sino que fue capaz de reflejar en ellas todas las emociones que se vivieron ese día (complicidad, nervios, amor, amistad, alegría, orgullo, etc).

    Ahora, cuando vemos las fotos, además de recordar uno de los días más importantes de nuestra vida, nos alegramos de haber contado con Noe, a la que guardaremos siempre un gran cariño y gratitud y, sin duda, recomendaremos siempre a cualquier persona.

    Boda Oviedo
    Lucía y Jorge
  • Hola!!! soy madre de mellizas de entonces 2 años , me decidí a regalarle a mi madre una sesión de fotos para las cuatro porque por el día a día y el trajín no teníamos fotos juntas. Conocía a Noelia por redes sociales y era justo lo que buscaba ( no quería fotos de estudio) y no me equivoqué, cercana , nos hizo sentir supercomodas retratando una tarde normal en el parque en familia ….sin poses ,todo natural y fluido. Y de las fotos ya ni hablar cuando las vimos quedamos encantadas …desde luego superó con creces lo que yo esperaba

    muchas gracias Noelia la verdad que siempre que veo las fotos ( que es a menudo) me arrancan una sonrisa

    Sesión en familia, Lady Selva Fotografía. Asturias
    Cova, Ángeles, Mara y Valle
  • Descubrimos a Noelia a través de Instagram y, cuando vimos que buscaba una pareja en París para una sesión de fotos, no nos lo pensamos dos veces… ¡y fue un acierto! Ella nos sugirió quedar en Montmartre, uno de nuestros barrios favoritos de la ciudad, así que nos encontramos ahí una tarde de julio con una luz preciosa. Era la primera vez que nos poníamos ante la cámara, pero con Noelia todo fue muy fácil y muy natural. Nos perdimos por las estrechas callejuelas y llegamos al Sacré Cœur, hablando tranquilamente de todo y de nada durante un poco más de una hora, hasta el atardecer.

    ¿El resultado? Más de ciento cincuenta fotografías que, a parte de ser preciosas, creo que han conseguido retratarnos con total espontaneidad. ¡Genial experiencia!

    Preboda en París, Lady Selva Fotografía
    Marina y Nicco