• Mi experiencia con Lady Selva:
    Ponerse delante de una cámara intimida pero cuando me encontré con Noe se me fueron los nervios. Ella consigue que te relajes y te olvides de la cámara. Unas fotos bonitas , naturales, sin poses forzadas, justo lo que buscaba. Pasamos una tarde divertida con un resultado precioso. Recomendable 100% . 🙂

    Cristina
  • Conocimos a Noelia por ser la fotógrafa de boda de mi mejor amiga Carolina, y cuando vi sus trabajos, nos gustó tanto,  que decidimos que sería la fotógrafa de nuestra primera sesión en familia.

    Su estilo fotográfico totalmente fresco y espontáneo, que huye de los posados y trata de capturar momentos reales, y su trato personal que transmite cercanía y confianza, nos enamoró desde el primer momento y encajaba a la perfección en lo que estábamos buscando. 

    ¡¡Felices y emocionados!! Así nos sentimos cuando recibimos las fotografías de nuestra sesión en familia.

    Supo captar los momentos más bonitos sin necesidad de posar, y el trabajo realizado en el atardecer de esa tarde, simplemente mágico.

    La entrega de las fotos fue rápida y el resultado final maravilloso.

    No podemos estar más contentos, satisfechos y agradecidos de tener tan bonito y especial recuerdo.

    Sin lugar a dudas, contaremos con ella en más ocasiones.

    Un abrazo de Iván, Ana y Alba

    Ana, Iván y Alba
  • Cuando supimos que íbamos a ser papás no tuvimos ninguna duda: queríamos realizar una sesión fotográfica de tan emocionante momento. También tuvimos claro quien queríamos que la realizase, Noelia. Y es que ella había realizado un reportaje de nuestra boda lleno de emoción, ilusión, detalles…

    Nos dio todas las facilidades del mundo, vino a nuestra casa en el momento que mejor me sentía ya que el embarazo fue un poco movidito…

    Guardo recuerdos muy positivos de aquel día, y no solo por las estupendas fotografías en las que me veo llena de luz, sino porque fue muy agradable en el trato con nosotros, nos dio muchas ideas pero también nos dejó que nosotros opinásemos… y el resultado, cinco años más tarde, sigue sacándonos una sonrisa.

    ¡Muchas gracias Noe, eres un sol!

     

    Lorena y Javier
  • Al principio de la sesión te sientes un poco cohibido, como es lógico, pero cuando ves que todo fluye y que NO HACE FALTA POSAR y puedes ser tú misma es genial. Noelia transmite dulzura, serenidad y confianza.

    Destacaría la facilidad que tiene Noelia para hacernos sentir cómodos y a gusto.

    Recomendaría su trabajo a todo tipo de personas, tanto para familias como para sesiones individuales. 

    Sus fotos son de lo más romántico, tienen una luz especial y no se ven exageradamente retocadas como las de otros fotógrafos, naturales es la palabra. 

    – Lo más importante que la gente debe saber al trabajar con Noelia es que no van a sentirse incómodos en ningún momento, sea en el lugar que sea la sesión de fotos no parecerá que te están sacando fotos.

    Estuvimos encantados de trabajar con Noelia, las fotos son preciosas y por supuesto tengo que destacar su gran generosidad y el amor a su trabajo, se nota cuando a un fotógrafo le entusiasma su trabajo y ella sabe sacar lo mejor de cada persona en sus fotos. Lo recomendaría al 100% 

    Gracias por todo. Repetiremos.

    Sesión en pareja, Avilés. Asturias
    Jéssica, Julia y Luis
  • Al principio de la sesión tengo que decir que tanto mi marido como yo estábamos un poco nerviosos porque aunque habíamos visto alguna muestra de tu trabajo, no sabíamos muy bien cómo se iba a desarrollar la sesión pero poco a poco nos fuimos relajando y dejando llevar.

    La única experiencia que habíamos tenido similar había sido el reportaje de la boda y… ¡vaya diferencia! Pues no fue todo tan estático y dirigido como el reportaje donde nos daban órdenes y posábamos y así todo el rato.

    La sesión nos pareció muy natural porque aunque era normal que nos dirigieses por el recorrido que íbamos a hacer y nos dieras alguna indicación, también nos dejaste mucha libertad dando lugar a la improvisación que eso muchas veces viene bien y, lo mejor de todo, es que Bruno lo vivió como si fuéramos un día por ahí a dar una vuelta, no estuvo para nada cohibido o cansado, fue todo muy natural y eso pues es de agradecer.

    Aunque fue una sesión fotográfica que duró 2 horas más o menos, se nos pasó el tiempo volando, y estuvimos tan a gusto que no nos dimos cuenta casi que ni de mirar el reloj.
    Recomendaría esta experiencia, sobre todo a padres como nosotros que siempre tuvieron ganas de realizar una sesión de fotos a su hijo/a/s pero que no quieren la típica sesión de fotos de estudio, con un decorado detrás y todo muy artificial. Que se animen y vayan tranquilos y sin pensar que van a pasar vergüenza, que toda la sesión va a transcurrir con mucha normalidad, y que llegado el momento se van a olvidar incluso de que hay una cámara.

    El resultado merece la pena pues son fotos inolvidables, que te retratan tal cual, sin artificios ni posados muy estudiados.

    Estela, Marcos y Bruno
  • Descubrimos a Noelia a través de Instagram y, cuando vimos que buscaba una pareja en París para una sesión de fotos, no nos lo pensamos dos veces… ¡y fue un acierto! Ella nos sugirió quedar en Montmartre, uno de nuestros barrios favoritos de la ciudad, así que nos encontramos ahí una tarde de julio con una luz preciosa. Era la primera vez que nos poníamos ante la cámara, pero con Noelia todo fue muy fácil y muy natural. Nos perdimos por las estrechas callejuelas y llegamos al Sacré Cœur, hablando tranquilamente de todo y de nada durante un poco más de una hora, hasta el atardecer.

    ¿El resultado? Más de ciento cincuenta fotografías que, a parte de ser preciosas, creo que han conseguido retratarnos con total espontaneidad. ¡Genial experiencia!

    Preboda en París, Lady Selva Fotografía
    Marina y Nicco