sesion familiar, asturias

Cualquier momento es bueno para disfrutar de una sesión en familia, no hace falta ningún acontecimiento especial para querer conservar esos instantes para siempre.

Mi propuesta es la de retratar a tu familia tal y como es, auténtica, única y con naturalidad.

Que además de conseguir unas fotos bonitas con las que sorprender a los abuelos o con las que decorar algún rincón de vuestro hogar, sean algo que os haga esbozar una sonrisa siempre que las miréis y os trasladen de nuevo a ese instante de vuestra vida.

El tiempo pasa muy rápido, de esta manera congelaréis un pedacito para siempre.

Sesiones de bebés

Para bebés a partir de los 6 meses, que será cuando ya se mantenga sentado y nos dará más juego. Todavía es un bebé, pero estará mucho más despierto y atento a todo tipo de estímulos.

Sesiones Infantiles

Están pensadas para niños a partir de 1 año, que ya caminan y tienen más independencia. Conociendo las diferentes etapas de la infancia, os propondré un tipo de sesión acorde a su edad.

Lo ideal para este tipo de sesiones es realizarlas en exterior, en un parque, bosque, en la playa… dónde ellos puedan estar a su aire, jugando y pasándoselo bien. Podéis llevar juguetes si os apetece.

Para el niño la sesión será un juego, buscaremos un ambiente relajado, imágenes espontáneas… ya sabes que lo mío no son las sonrisas forzadas a cámara, no es mi estilo. Si queréis incluir algo de atrezzo para hacer las fotos aún más bonitas, solo tenemos que hablarlo.

Este tipo de reportajes suelen tener una duración de 1-2h, con entrega de un mínimo de 35 fotografías procesadas, en alta resolución, sin marcas de agua y en formato digital a través de Wetransfer. En un plazo medio de dos semanas después de la sesión.

Puedes tener también tus fotos en papel, ya sea en impresiones de diferentes tamaños, felicitaciones, invitaciones… o álbumes.