Sesión embarazo
Para realizar una Sesión de embarazo, suelo recomendar esperar a que la gestación esté avanzada, entre la semana 30 y la 37, es lo ideal porque las tripitas están en su mayor apogeo, bien redondas y bonitas, aunque puede realizarse cuando tu prefieras.
El reportaje puede realizarse en exterior, en algún bosque, campo, o playa… o bien en vuestro domicilio (siempre que las condiciones de luz nos lo permitan). Es importante reservar la cita con antelación, para preparar la sesión con tiempo.
Incluso si os apetece una sesión más larga y completa, se puede hacer combinada, un ratito en exterior y después en vuestro hogar, ya que como la mamá suele estar más cansada y pesada en estas fechas, resulta bastante cómodo terminar la sesión en casa, además así también puedo hacer algunas fotografías en la habitación del futuro bebé, si os apetece.

El estilo de fotografía que realizo es emotiva, muy natural, sin poses artificiales ni forzadas, capturando toda la belleza de este momento tan especial. Disfruta de tu tripita, de un ratito de relax, siendo tu misma.

Una sesión relajada, buscando posturas cómodas para la mamá. Si el padre/madre, mascotas o hermanos quieren, estoy encantada de que se unan a la sesión, es una experiencia muy dulce para compartir en familia.
Creo que es un recuerdo precioso, de un momento único en vuestras vidas.

Este tipo de reportajes suelen tener una duración de 1-2h, con entrega de un mínimo de 35 fotografías procesadas, en alta resolución, sin marcas de agua y en formato digital a través de Wetransfer. En un plazo medio de dos semanas después de la sesión.

Puedes tener también tus fotos en papel, ya sea en impresiones de diferentes tamaños, felicitaciones, invitaciones… o álbumes.